La viruela del mono en New Jersey en cifras:
Los primeros datos muestran inequidades en la vacunación

LINDY WASHBURN / NorthJersey.com

Los hispanos representan más de un tercio de los pacientes con viruela del mono en New Jersey, pero hasta ahora han recibido menos de una cuarta parte de las vacunas, según muestran nuevos datos estatales. La enfermedad viral, que alguna vez fue rara, ha infectado al menos a 347 residentes desde que se identificaron los primeros casos en Nueva Jersey a principios de junio, pero algunos expertos creen que se trata de un conteo insuficiente.

Esta semana, por primera vez, el Departamento de Salud del estado publicó datos sobre las personas que se han infectado con la viruela del mono y las que han recibido las vacunas. Casi todos los diagnosticados han sido hombres, y la mayoría de los casos se encuentran en la zona norte del estado, según los datos.

Los datos también revelan disparidades raciales y étnicas emergentes en la distribución de la vacuna. Las personas blancas han recibido una parte desproporcionadamente alta de las vacunas, en comparación con la cantidad de personas infectadas, mientras que los hispanos y los afroamericanos han recibido menos vacunas.

Este tipo de información ha sido escasa durante el inicio del brote, que fue declarado emergencia nacional de salud pública el 4 de agosto. Muchos estados no informan datos étnicos y raciales sobre las personas contagiadas de la viruela del mono, según los Centros federales para el Control y la Prevención de Enfermedades. Estos datos se pueden utilizar para guiar a los funcionarios de salud pública en su intento de evitar que el virus se propague más y enfocarse en los esfuerzos de comunicación y vacunación.

“La viruela del mono se volverá endémica si no la controlamos”, dijo Perry Halkitis, decano de la Escuela de Salud Pública de Rutgers. “Debería haberse vacunado a las personas como máximo antes del 31 de mayo”.

El gobierno federal ha distribuido suministros limitados de la vacuna JYNNEOS a los departamentos de salud estatales, que establecen los criterios para su uso. La vacuna se usa de dos maneras: para prevenir la enfermedad antes de una posible exposición y para reducir o prevenir la enfermedad después de que alguien haya estado expuesto a una persona con viruela del mono. Son necesarias dos dosis, con 28 días de diferencia.

La enfermedad provoca una erupción de llagas parecidas a ampollas, así como fiebre, fatiga e inflamación de los ganglios linfáticos. Se transmite a través del contacto directo de piel con piel a través de las lesiones, o a través de la ropa, toallas o sábanas que hayan estado en contacto con las lesiones de una persona infectada. “Es una enfermedad de la intimidad, del contacto cercano con otro ser humano”, dijo Halkitis.

Nueva Jersey tiene 10 centros de vacunación, donde las personas que acrediten que cumplen con los criterios de elegibilidad pueden programar una cita. Además, los departamentos de salud locales proporcionan la vacuna a las personas que aseguran haber estado expuestas a una persona infectada con la viruela del mono.

Las personas elegibles para las vacunas antes de ser expuestas al virus son las personas que asistieron a un evento en el que se conoce que hubo un propagación del virus de la viruela del mono en los últimos 14 días y, las personas que tuvieron múltiples parejas sexuales en los últimos 14 días en áreas donde se informó de la propagación del virus.

Estos son los datos más actualizados sobre la viruela del mono del Departamento de Salud de Nueva Jersey:

  • Hasta el Lunes, 24 personas habían sido hospitalizadas con viruela del mono en New Jersey.
  • No ha habido muertes por viruela del mono en el estado.
  • Los dos primeros casos se informaron durante la semana del 5 de Junio. Los casos nuevos alcanzaron su punto máximo durante la semana del 24 de julio, con 86.
  • Los hombres constituyen el 98% de los casos.
  • Las personas entre 30 y 49 años constituyen dos tercios de los casos, y las personas entre 18 y 29 años representan una cuarta parte de los casos.
  • Un total de 6,679 personas han sido vacunadas, incluidas algunas que fueron vacunadas en otros estados y de quienes New Jersey recibió los registros. New Jersey vacunó a 307 residentes de otros estados. El total incluye a las personas que recibieron una o dos dosis.
  • Los blancos, que representan el 25% de los casos, han recibido el 41% de las vacunas.
  • Los hispanos, que representan el 35% de los casos, han recibido el 23% de las vacunas.
  • Los afroamericanos, que representan el 20% de los casos, han recibido el 13% de las vacunas.
  • Las personas de 50 a 64 años, que representan el 7% de los casos, han recibido el 18% de las vacunas.
  • Los de 30 a 49 años, que representan el 67% de los casos, han recibido el 54% de las vacunas.
  • Las mujeres, que representan el 2% de los casos, han recibido el 9% de las vacunas.
  • Cuatro condados del norte, Hudson, Essex, Bergen y Passaic, representan dos tercios de los casos del estado. Hudson tuvo la mayor cantidad, con 99 casos hasta el Lunes, seguido de Essex con 62, Union con 36 y Bergen con 35.
  • No se informaron casos en Cape May, Hunterdon, Salem o Sussex, y se informaron menos de cinco en cada uno de los condados de Atlantic, Cumberland, Gloucester, Ocean y Warren.

Hasta el Viernes, el estado había recibido alrededor de 11,300 dosis de la vacuna y se esperaban varios miles más del gobierno federal en las próximas semanas, dijo una portavoz del Departamento de Salud. Eso significa que aún quedaban por administrar alrededor de 4.700 dosis, hasta el lunes.

El gobernador Phil Murphy y la comisionada de salud del estado, Judith Persichilli, solicitaron más dosis al Departamento de Salud y Servicios Humanos, citando la proximidad de New Jersey a Nueva York, el estado con la mayor cantidad de casos. Ese llamado fue repetido el martes por el senador federal Cory Booker y el congresista Mikie Sherrill, D-Montclair, en una carta al secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra. “La historia reciente sugiere que Nueva Jersey sigue el ejemplo de Nueva York en términos de propagación de enfermedades infecciosas”, escribieron los dos legisladores.

Los dos representantes organizaron una audiencia el lunes con miembros de la comunidad LGBTQ+. Ese día ambos le escribieron a Becerra señalándole que New Jersey aún no había recibido “la asignación básica para el nivel de contagio de la enfermedad que se espera en el estado”.

Un médico de Summit Health administra la vacuna contra la viruela del mono – CHRIS PEDOTA, NORTHJERSEY.COM